IP: 216.52.143.82:25862

[SE NECESITA SAMP 0.3.7 PARA UNIRTE AL SERVER]
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Relatos de LCN

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Leomar Gutierrez



Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 29/11/2015

MensajeTema: Relatos de LCN   Dom Nov 29, 2015 11:04 am

El gramófono del pasado
Son las 11:00 de la noche,sera la hora ideal de irme a la cama, pero antes... una copa de vino de la mejor cosecha de la mia patria italiana junto a un buen puro.
Mi rostro se refleja en el cristal, un rostro de poderio, un rostro de grandeza y sobretodo un rostro que me hizo recordad una barbaridad de cosas del pasado.
Junto a una magestuosa cancion en mi gramofono de gran valor...comienzo a recordar que era yo antes de todo este imperio.
Pues bien...Yo y mi familia durante muchas generaciones, eramos originarios de nuestra preciosa Sicilia, ¡Oh sicilia, tan bella ante la luz de la luna...!
Mi familia, ya formaba parte de una pequeña organizacion en esta pequeña pero gran región. 
¿Una organizacion criminal?La verdad es que no me gusta juzgarla asi, mas bien diria una organizacion dedicada a la protección y el ejercicio autónomo de la ley (justicia vigilante) 
Pero bueno...Tube la fortuna de tener varios años una persona a mi lado, que me enseño lo que es la educacion, el honor, la filosofia de la vida... pero sobretodo...Medicina.
Mi padre, Giuseppe Tramontana fue un gran medico, es más, era el medico real de dicha organizacion donde no se autonominaban ¨Mafiosos¨ sino Hombres de honor.
Mi podre madre no pudo soportar el parto, murio cuando nací, pero en mi vida, mi gran padre nunca me echo la culpa de tal accidente.
El tiempo pasaba,mi padre me enseño a leer, escribir y todo lo relacionado con la medicina...Si Giuseppe me preguntaba alguna lección y no me la sabia...el castigo era sebero.
Poco a poco, mi curiosidad era mas grande por todo lo que relacionaba a mi padre con ese grupo de gente... Y lo que más me intrigaba era ver a un señor, ya un poco mayor muy siniestro...
Con un gorro blanco, bigote perfecto,bien trajeado y lo que podia ser su seña de identidad, una cachaba negra.
¿Que me sorprendio de todo? Que ese señor... ese hombre, nunca dirigia su mirada a ninguna persona, solo a su preciosa y joven mujer. Su seriedad se notaba en sus ojos, una mirada perdida, una mirada impactante que nunca se movia.
Pronto comenzo mi etapa de juventud... Las chicas sicilianas...¡Pf,Belle ragazze di estate!, me distraian de cada sabiduria que mi padre me inponia.Pero asi fue mi vida, mi padre pronto me encerro en casa y me dio una charla de la que nunca jamas me olvidaria.
En este pais lo primero que hay que tener es dinero, cuando tienes dinero tienes poder. Y cuando tienes poder vienen las chicas" 
Mi mentalidad respecto al futuro cambio, ya comence a tomarme enserio lo que seria... mi papel en esa estraña familia.
Cuando cumpli mis 18 años, tras la fiesta, mi padre me conto la verdadera personalidad de dicha familia.¿Me sorprendi? Para nada, desde pequeño siempre e sido un gran detallista en las cosas, pero lo mejor de eso, es que me fijaba en cada detalle... Como olvidar ametralladoras Thompson guardadas en los barriles de la ¨nueva cosecha¨
Bueno... digamos que muchas cosas vi en mi infancia.
La vida pasa, las Hojas de los arboles caen en otoño.Sicilia se puso un vestido gris,sus ojos no paraban de llorar mientras se bañaba en un mar enfurecido por dicho clima(Sicilia estaba nublada, era un mal dia de lluvia,una gran tormenta provocaba a las olas del mar Mediterraneo) 
¿Un dia tan oscuro?Me pregunte al asomarme por la ventana,baje al comedor... y hay estaban esos integrantes de la familia, la que mas tarde la llamaron Cosa nostra, era mi padre, Giussepe...murio de cancer...¿Es ironico no? Un gran doctor... que muere de cancer,un cancer que no pudo ni extirparse el mismo.
Bueno, a partir de ese momento, tras lagrimas y llantos en la soledad,mi responsabilidad aumentaba, tenia claro mi papel en La cosa Nostra, era la salud de mi familia, la que me daria el calor que me a dado durante toda mi infancia.
Pero era un simple peon, nada importante, aun no me habia ganado el respeto por el señor del sombrero blanco...Oh bien llamado Don Bernardo Provenzano. 
Otro dia igual,Sicilia brillaba mas que el reflejo de la misma luna que sentia celos por ello(Hubo disparos en sicilia entre los Factonni y miembros de La cosa Nostra, tantos disparos que en el mar se reflejaba sus estallidos)
¿Que haria yo? Claramente aguardar en casa, no tenia ni idea de empuñar un arma, lo mio era operar, curar, prevenir...
A las 11:00 llego a casa cinco miembros, uno de ellos era Don Bernardo Provenzano , herido en el brazo, que sin dudar, me acerque parar curarle la herida.
Era una herida supercifial, el no dejaba de mirar a un punto concreto, como siempre la mirada perdida,con un rapido gesto, le cure la herida sim problemas...
En ese segundo,me dirigio la mirada y me dijo...Tu padre te ha enseñado bien ¿Eh?. Se me atragantaban las palabras... me limite a vendarle e irme a curar a los demas que junto ami, se quedaron impactados ante tal situacion...
La esposa de Don Bernardo Provenzano me dio el cariño de una gran madre. Ya tenia ganada la confianza de su mujer... tendria que conquistarle a el,¡necesito recuperar el honor que mi padre tubo!
Don Bernardo Provenzano comenzo a hablarme cada dia, a saludarme, a enseñarme como seria negociar y comercial con gente peligrosa.
Me enseño cosas que mi padre no me enseño,me enseño la vida contraria a la que mi padre me enseño,es decir...no a curar, sino a herir.
¿Una ametralladora thompson?Sabia demasiado ya sobre ella... El subfusil Thompson tenía una cadencia de aproximadamente 1.100 disparos por minuto, calibre .45 ACP (11,43 mm), en el modelo M1921 (el primero en ser introducido).
Me enseño todo lo que me faltaba para rellenar mi gran personalidad. La gran personalidad de Carlo Tramontana.
En la epoca de mis 25, Don Bernardo Provenzano llego un dia con un gran maletin gris, me lo entrego y me dijo... Carlo,la gente emigra a America,los recursos de Sicilia son ilimitados, tenemos que ampliar nuestro mercado...
En relalidad, a lo que se referia fue... Que la mafia, ahora aliada del Estado, aplastó movimientos obreros y miles de personas abandonaron la isla en busca de mejores condiciones de vida; la mayoría a Estados Unidos.
Donde crearon diferentes organizaciones, algunas enemigas de la originaria en Sicilia, La Cosa nostra.
Don Bernardo Provenzano me dio un beso en la megilla como despedida y dijo: Carlo,crea un negocio,mantnme al corriente de las cosas en America, juntos crearemos un gran negocio!
¿Bueno que pensar de esto? mientras viajaba a America solo pense en esas ultimas palabras que se asemejaban a... que extendiera un cáncer de criminalidad, como el propio que acabo con la vida de mi gran Padre.
Pronto llegé, me acomode en mi nuevo lugar,todo esto es mio, la responsabilidad aumenta,Don Bernardo Provenzano se sentirá orgulloso de ver lo que are en America, La cosa Nostra dominara los negocios de America... y exactamente, donde el puñal señalo,San Fierro, mi nueva ciudad.
Y aquí me encuentro... Reflejandome en el cristal,acabando la copa de vino, apagando el puro, y cerrando los ojos con gran satisfacción.
Mirando a una estatua de un cuervo que puse en el marco de la puerta me digo ami mismo las siguientes palabras: Vita media di preparazione, mio padre pianse quando mi vide e come conbertido, vostro onore alla storia accanto a quella di suo figlio, tutta la famiglia
(Media vida de preparación, mi padre lloraria al ver en lo que me e convertido, su honor pasara a la historia junto a la de su hijo, todo por la familia)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Relatos de LCN
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Relatos de Irkan~
» Relatos cortos
» Nuestros relatos de L5a
» Relatos de un viejo chocho retirado
» [H. de la Galerna] Mar, la única patria.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
IP: 216.52.143.82:25862 :: Facciones ilegales :: LA COSA NOSTRA-
Cambiar a: